Camino Natural Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro

 

El Camino Natural Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro, recorre, a su paso por Tierra Estella, el antiguo trazado ferroviario que unía las ciudades de Vitoria-Gasteiz y Estella-Lizarra. Actualmente en recuperación, el Camino Natural posee cerca de 4 km de longitud en su primer tramo en el término municipal de Estella-Lizarra y 14 km en su segundo tramo, entre Murieta y Zúñiga, pasando por Mendilibarri, Ancín y Acedo (Mendaza).

Camino Natural Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro

Naturaleza e Historia en Estado puro

Desde la navarra estación de Estella/Lizarra hasta la Guipuzcoana de Bergara pasando por Vitoria/Gasteiz, se extendía el trazado del ferrocarril vasco navarro a lo largo de 140 Km. Su construcción duró más de 40 años inaugurándose finalmente en 1927 y dos años más tarde se electrificó completamente haciendo de “el trenico” como así se le conocía, la línea férrea de vía métrica más importante de la Península Ibérica.

En la nochevieja de 1967 este tren fue clausurado por su falta de rentabilidad y en poco tiempo fue desmantelado y su material móvil, aún viable, repartido por todo el país.

En la actualidad, parte de este recorrido está recuperado como Vía Verde contando con tramos habilitados entre el puerto de Arlabán (muga entre Álava y Gipuzkoa) y la localidad jacobea de Estella/Lizarra. Cruza de norte a sureste toda la provincia de Álava y se adentra por la Llanada y la Montaña Alavesa hasta Tierra Estella.

El tramo de Vitoria/Gasteiz a Estella/Lizarra, es un trazado sencillo y seguro, ideal para recorrerlo a pie o en bicicleta y disfrutar a su paso de numerosas infraestructuras ferroviarias hoy rehabilitadas y en uso, como los túneles de Zubielqui, Acedo y Atauri (dotados con sistemas de iluminación), el impresionante Viaducto de Arquijas, estaciones, apeaderos y cocheras así como zonas de descanso y esparcimiento habilitadas a día de hoy para disfrute de las personas usuarias de la vía.

Recorrer el Camino Natural de la vía verde del Ferrocarril Vasco Navarro es un lujo para los sentidos. La llanada alavesa nos espera repleta de detalles históricos, arquitectónicos y naturales, y así por la sierra de Laminoria, pasando por el Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz, nos adentramos en la magia de Tierra Estella. Acompañando el discurrir del río Ega, la vía es testigo de paisajes naturales de gran belleza como la Reserva Natural del Barranco de Lasia. Escenarios contrastados que van desde la foz de Arquijas, situada entre las estribaciones de la sierra de Codés y Lóquiz, hasta las terrazas de Valdega.

Ya en Estella, se respira historia. Desarrollada a lo largo del siglo XI al calor de la ruta jacobea, vive su florecimiento durante la edad media. De esta época se hacen eco los numerosos palacios, casas señoriales, iglesias, conventos, puentes y hermosos edificios que la hacen una ciudad patrimonial de primer orden.

Aquellos que decidan seguir la huella dejada por el tren conocido también como "el cangrejero", surcarán numerosas barreras naturales. Colores suaves y tierras de cereal se despliegan en torno a esta ruta horadada entre montañas. Merece la pena recorrer esta vía verde, naturaleza e historia en estado puro.

Asociación Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro

La Asociación VV del Ferrocarril Vasco Navarro es la entidad encargada de gestionar la Vía Verde contando para ello con la asistencia técnica de la Asociación TEDER. 

Galería fotográfica

Galería de vídeos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies