Trazado

 
Actualmente, el Camino Natural Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro cuenta en Tierra Estella con dos tramos acondicionados, el primero de ellos en la ciudad de Estella-Lizarra, con 3,8 Km., y el segundo, con 14 Km. entre las poblaciones de Murieta y Zúñiga atravesando las localidades de Ancín, Mendilibarri y Acedo.

El tramo que unirá en un futuro esta via verde está ya proyectado y pendiente de ejecución por parte del Programa de Caminos Naturales del Ministerio de Agriculutra. Dicho trazado, de 10 km de longitud, discurre en su mayor parte por caminos alternativos a la antigua Vía ya que ésta desapareció con la construcción de la actual carretera NA-132A.

En general, este Camino Natural acondicionado a partir del antiguo Ferrocarril Vasco Navarro constituye un trazado sencillo, con pendientes prácticamente nulas y sin apenas tráfico rodado, lo que hace que sea un espacio perfecto para el disfrute de viandantes y cicloturistas de todas las edades. A lo largo de su recorrido se puede disfrutar de numerosas infraestructuras de la antigua vía del ferrocarril, hoy rehabilitadas y en uso, e integradas en un medio natural y patrimonial de primer orden.

 

Camino Natural del Ferrocarril Vasco Navarro

Tramo I. Estella-Lizarra

El recorrido parte de la antigua estación del Ferrocarril Vasco Navarro, hoy en día estación de autobuses y circula por un recorrido perfectamente señalizado por el entramado urbano de Estella-Lizarra hasta llegar al paraje denominado Valdelobos que discurre por la antiguaVía del tren atravesando la Vega del Río Ega hasta el túnel de Zubielqui.

Tramo II. Murieta - Zúñiga

Saliendo de la antigua estación del Ferrocarril de Murieta, tenemos un recorrido de apenas 2 kilómetros en línea recta que, dejando Mendilibarri a la izquierda, llega hasta Ancín. Este camino es muy utilizado por los vecinos de la zona para sus paseos diarios

Una vez en Ancín, cruzamos el pueblo y dejamos a la izquierda la antigua estación del ferrocarril, hoy restaurada y sede del Ayuntamiento de la localidad. A lo largo de todo el camino iremos viendo las antiguas estaciones y edificios relacionados con el ferrocarril, unos restaurados, y otros en ruinas. Entre Ancín y Acedo (5km), circulamos por un recorrido sencillo y tranquilo, con abundante vegetación a ambos lados del camino, cruzando el río Ega, el túnel de Granada, etc.

Llegando ya a Acedo hay un tramo de unos 300m sin recuperar, por lo que al llegar al cruce del Valle de Lana, hay que salir a la carretera y atravesar el pueblo hasta el lavadero, para volver a enlazar nuevamente la Vía. Todo este trazado está perfectamente señalizado. En época estival, incluso se puede atravesar una de las fincas para acceder directamente a la Vía sin falta de atravesar el pueblo.

Más adelante, nos encontramos con dos de los lugares más característicos de la vía: el túnel y viaducto de Arquijas. El imponente túnel, tiene algo más de 1400m de longitud  y está dotado de un moderno sistema de iluminación con placas solares y detectores de movimiento. A la salida, nos encontramos con una de las obras de ingenieria más importantes del recorrido, el Viaducto de Arquijas, que tiene una altura de 27 metros para salvar el desfiladero del mismo nombre por el que actualmente discurre la carretera.

El camino en este tramo se vuelve más sinuoso y el paisaje predominantemente montañoso hasta llegar a Zúñiga, último pueblo de Navarra, y donde finaliza el tramo navarro del Camino, adentrándose a partir de aquí en tierras alavesas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies